Anfibología: Entonces… ¿Cuál?

 “Ayer fuimos al boliche y luego a los tacos, hubieras ido” – Ido: ¿al boliche o a los tacos?

“Estuvimos en el parque y después en la heladería, te escribimos para que fueras” – Fuera: ¿al parque o a la heladería?

“Se quedaron dormidos José y Luis, en su casa – ¿En casa de quién?

“Se quedó solo veinte minutos” – ¿Estuvo veinte minutos únicamente o estuvo sin compañía?

anf1

Cuando las oraciones tienen más de una interpretación, esta característica es conocida como anfibología y, aunque también es usada en algunas ocasiones como recurso literario y humorístico, si se desconoce el contexto en el cual se dice la frase, puede resultar en un fallo total a la intención de comunicación.

anf

Así que ya sabes, antes de hablar y escribir, asegúrate que tus palabras fueron elegidas de la mejor manera para no caer en la anfibología, y si es que decides usarla como un recurso literario, o para darle paso al humor, considera que los receptores tengan la información suficiente, para descifrar el mensaje de la manera adecuada.

@lgranortografia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s