El orden de los factores sí altera el significado

Algunos adjetivos calificativos dan un valor distinto al nombre que acompañan, según si van delante o detrás de él .

giphy

Por ejemplo:

  • Era el pobre sobrino. Hubiera querido ser un gran hombre, pero no pasaba de ser un simple empleado. Había ciertas cosas que no podría cambiar su novia, que era una triste enfermera.

giphy-2

  • El sobrino pobre era un hombre grande, pero un empleado simple y su novia era una enfermera triste.

Los adjetivos de esos dos ejemplos son los mismos, pero el significado de las frases no.

En el primero, pobre significa desgraciado, un tipo que es poca cosa y da mucha pena; en el segundo indica que el sobrino no tiene ni un peso en el bolsillo.

Un gran hombre significa una persona importante, que hace cosas dignas de mencionar, incluso, de ser recordado por la sociedad, mientras que un hombre grande es un tipo de uno noventa de altura y cien kilos de peso, por lo menos.

giphy-1

Hay algunos casos en los que el adjetivo sólo puede ir en un sitio, por lo general tras el sustantivo.

  • No tiene sentido: “El argentino presidente” ni “un europeo automóvil”; lo mismo ocurre con los adjetivos de relación o pertenencia.

Por favor, no confundan al prójimo.

giphy-3

@LGranOrtografía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s