Miembras de la sociedad

Para muchas de las palabras en masculino y femenino se ha ido desarrollando una versión femenina. A menudo se trata de palabras que designan oficios que no solían desempeñar las mujeres y con el tiempo, consiguen mayor igualdad social y entran a ámbitos que antes tenían vetados.

Ese es el caso, por ejemplo de juez /jueza, fiscal /fiscala. Sin embargo, nadie se refiere a alguien como motoristo, pianisto, guardio, solisto, oficinisto o periodisto.

tumblr_nu4xmqk4rl1s02vreo1_500

El español  tiene mecanismos suficientes para distinguir el género de las palabras de género común y pocas veces se dan ambigüedades. Suele bastar con un artículo para entender perfectamente que «la juez sentenció al pianista a tocar sin parar hasta que una periodista se levantó, llamó a su novio, oficinista y se fueron a cenar con la fiscal y el guardia».

Lo que no se recuerda tanto, es que muchas mujeres siguen sufriendo la opresión de las sociedades en las que viven y la violencia de los hombres que las rodean, una vergüenza para toda la humanidad.

Es difícil que la vocal “a”, ella sola, cambie la sociedad. Las leyes y la educación tendrán que hacer la mayor parte.

Imagen 1

@lgranortografia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s